info@b2company.es





        Terapia cognitivas


Trabajamos en cuatro líneas diferenciadas:


Orientación témporo-espacial y personal.

        La desorientación temporal y espacial (qué día es hoy, dónde estoy…) es uno de los primeros síntomas que aparecen en el estadío inicial de la enfermedad de Alzheimer y demencias en general. Además de la pérdida de autonomía e independencia que esto supone para la persona, es una de las principales causas de estados de agitación y ansiedad.

        Con esta terapia se pretende fomentar la orientación témporo-espacial y personal. Además de mantener el contacto y el interés por lo que sucede en el entorno. Se crea un espacio para poder charlar, comentar y dar opiniones sobre lo que sucede a nuestro alrededor y para fomentar la participación en la medida que sea posible.




desorientado




reflexion

Psico-estimulación.

        El ser humano cuenta con una serie de capacidades (cognitivas, funcionales, motoras, emocionales y psicosociales) que le permiten su adaptación al entorno y dar respuesta a las exigencias de éste. En el caso concreto de las capacidades cognitivas, éstas nos permiten llevar a cabo actividades tales como reconocer a las personas que nos rodean, imaginar lo que voy a hacer mañana o recordar lo que hice el día anterior.

        La Estimulación Cognitiva se define como el conjunto de técnicas y estrategias que pretenden optimizar la eficacia del funcionamiento de las distintas capacidades y funciones cognitivas (percepción, atención, razonamiento, abstracción, memoria, lenguaje, procesos de orientación y praxias) mediante una serie de situaciones y actividades concretas.





Esquema Corporal.

        El reconocimiento de las partes de nuestro cuerpo resulta fundamental para poder entrenar las actividades del día a día, desde lavarse los dientes (para ello tendremos que saber dónde está la boca, los dientes…) hasta caminar (si queremos que nuestros mayores levanten el pie derecho para comenzar a caminar, necesitarán saber dónde está ese pie derecho, por ejemplo). En el caso de personas con demencias, el reconocimiento del propio cuerpo se hace en ocasiones confuso y se va perdiendo la capacidad de diferenciar conceptos espaciales del tipo izquierda-derecha. Además, se fomenta el contacto físico con los compañeros y esto crea un clima de mayor confianza y compañerismo.





cuerpo

Relajación.

        La agitación y la ansiedad aparecen en un alto porcentaje asociadas a la demencia. Además, en uno u otro momento toda persona con demencia puede pasar por un estado de nerviosismo o confusión. Para dar respuesta a estas situaciones se realizan las actividades de relajación.


                    ...déjanos ayudarle