info@b2company.es




        Animación a la lectura



        La animación a la lectura es incitar al niño a leer, es adentrarle en una aventura en la que él mismo se convierte en protagonista, a partir de la identificación con los personajes de ficción. Proponemos el acercamiento del niño al libro de una forma creativa, lúdica y placentera.

        Nosotros pensamos que animación a la lectura será cualquier actividad que acerque a los niños a los libros. No desestimaremos ninguna actividad que pueda de algún modo animar a los niños a leer, aunque no todas ellas tengan la misma eficacia y haya que estudiar cuál es más apropiada para cada niño o grupo de niños en función de sus edades, intereses y circunstancias.

        Es muy importante proporcionar el despertar de una sensibilidad que haga descubrir el placer que puede proporcionar la lectura. El despertar de esta sensibilidad garantizará para el resto de la vida el empleo de este valioso instrumento de trabajo intelectual (la sensibilización deberá conseguirse en contacto con la vida y la sociedad). Toda animación a la lectura se realizará bajo el signo de la creatividad.




leer




leer

     ¿Qué enseñamos?

        Pretendemos desarrollar en el niño el hábito lector, de manera que la lectura se convierta en una actividad placentera elegida libremente. Por otra parte buscamos que descubra el libro físicamente; que relacione lo oral y lo escrito, dando paso a la lectura como un ejercicio posterior; que desarrollen la capacidad de escuchar, comprender y retener; que desarrolle su capacidad analítica y creativa; que evolucionen de una lectura pasiva a una activa, incorporando este aprendizaje en su vida cotidiana; que dispongan de otras formas de comunicación no estereotipadas a partir de la recreación y la invención; que reflexionen sobre los valores y actitudes que encierran los libros con espíritu crítico; que les sirva la lectura como estímulo para superar los propios problemas; que amplíen su visión del mundo, abrir su mente a otras realidades y culturas, con actitud de respeto.

Con todo este aprendizaje, la lectura acabará educando el sentido crítico del niño, contribuirá al desarrollo de su personalidad y le preparará para la vida.