info@b2company.es





    
    Clases de relajación

Utilizamos técnicas de relajación para calmar su ansiedad o mejorar la forma en la que los niños se enfrentan a la vida. Con un buen aprendizaje pueden sacar un gran partido a la vida.

Las técnicas de relajación en los niños se pueden trabajar de forma individual, estando los niños por ejemplo en casa con sus padres, o bien de forma grupal, trabajando en la escuela con sus profesores.

  

         Con bebés 0-3 años.


    Durante esta etapa los niños aún no han desarrollado su independencia, prácticamente, por lo que, por supuesto, no vamos a poder darles instrucciones de relajación para que las sigan, pero será importante empezar a trabajar con ellos de forma consistente para que vayan integrando los momentos de relajación en su vida diaria.




relax

relax

        Con niños de 3 a 7 años.

    En este momento los niños ya no son bebés y se encargarán de hacérnoslo saber demostrando y exigiendo su independencia continuamente: “yo solito” o “ya soy mayor” son frases que suelen repetir en esta época y que nos hacen mucha gracia, pero que demuestran que el niño ya no es un bebé.

Es un momento fantástico para empezar a trabajar la relajación guiada por parte de padres o profesores. En este momento ya se puede empezar a trabajar con los niños en grupo si están en clase.


adolescente


    Para niños mayores (7 a 12 años).

    En esta etapa del desarrollo infantil el niño definitivamente ya no quiere ser un niño, por lo que lo interesante es empezar a trabajar en las técnicas de relajación que pueda ir practicando de forma autónoma.

        Será importante que empiecen a distinguir su estado de relajación del estado de excitación, para posteriormente, poderse auto-aplicar estas técnicas cuando noten que están tensos o estresados.

        En esta etapa ya debemos llamar a la técnica de relajación por su nombre, el joven debe aprender que eso que está haciendo le sirve para relajarse y puede usarlo no sólo en el momento en el que se le dirige, sino en cualquier momento por su cuenta. Este es el momento también para empezar a introducir elementos imaginativos abstractos del tipo pensar en un color o en un paisaje que le ayude a estar bien y tranquilo.