info@b2company.es





Gimnasia pre-mamá. 

 

        Realizaremos un trabajo corporal adaptado a cada embarazada. Con ello se previene y se alivia molestias que suelen ir apareciendo durante la gestación. Así como preparar a la mamá para llegar de la mejor manera posible al parto.

        Las mujeres que están activas y que continúan haciendo ejercicios físicos durante el embarazo suelen tener trabajos de parto más cortos, así como una rápida recuperación post-parto o cesárea.

        Es recomendable participar dos veces por semana, aunque se puede tomar una sola clase semanal. Los grupos son reducidos y las clases son de una hora de duración.

        La clase debe ser dinámica para mantener o mejorar la tonicidad y elongación muscular, especialmente piernas, espalda y pelvis, que son las zonas del cuerpo más exigidas durante el embarazo y parto. Además de la preparación corporal, las mamás pueden informarse, preguntar e intercambiar experiencias con otras mujeres que se encuentran transitando la misma etapa.











pre mama


Las clases finalizan con ejercicios de respiración y visualizaciones, que sumados a la liberación de endorfinas provocadas por la actividad física, ayudan a relajarse y liberar tensiones.

Muchos de los ejercicios y las posiciones que realizamos en clase son también recomendadas para aliviar las molestias generadas por las contracciones durante el trabajo de parto.

Gimnasia post-parto.





postparto


        Después de nacimiento de tu hijo/a el cuerpo experimenta, nuevamente, muchos cambios para reacomodarse y adaptarse a esta nueva etapa.  Seguramente es una de las etapas de mayor intensidad: dudas, miedos, pocas horas de sueño y un cuerpo que necesita reacomodarse.

        Es una etapa de gran exigencia física para las mamás, por lo que es importante realizar un trabajo corporal acorde a cada persona.  La práctica de gimnasia post-parto tonifica tu cuerpo y te ayuda a relajarte, aliviando así el cansancio característico del puerperio.

        Son encuentros de una hora dos veces por semana, donde realizamos un trabajo aeróbico de bajo impacto que, junto a la lactancia y una dieta equilibrada, favorecen la pérdida de peso. Tonificamos y estiramos los músculos más requeridos en esta etapa. Utilizamos diferentes técnicas para fortalecer la musculatura abdominal (sin sobrecargar el periné); colaborando de esta forma a la función de sostén y mejorando así malas posturas características del puerperio y lactancia.



Prestamos especial atención a la recuperación del suelo pélvico que se vio muy exigido durante el embarazo y parto. Incluimos ejercicios para el tratamiento de incontinencias urinaria de esfuerzo. La clase finaliza con ejercicios de flexibilidad y relajación activa.

                                ...déjanos ayudarte